De las espadas a los hechizos

2 de septiembre de 2012 Deja un comentario


Nos encontramos en la ciudad de Edimburgo, capital de Escocia. La belleza medieval que rezuma deja extasiados a los sentidos, y sólo es equiparable a la belleza natural del verdor de su suelo; un verde que duele a la vista.

Es una ciudad monumental y muy delicada, demasiado quizás para la latitud en la que se encuentra, donde ya muchos esperan toscas cabañas de madera en pueblos de recia arquitectura, más preocupados por resguardarse de las inclemencias que por la belleza de las fachadas. Nada más lejos de la realidad: Edimburgo sabe ser delicada también.  Prueba de ello es su monumentalidad repleta de detalles; desde la torre en honor al escritor Walter Scott, de estilo gótico, que se alza como una llama tenebrosa hacia el cielo, al monumento al filósofo Dugald Stewart, sacado de la Grecia clásica y dominando Calton Hill. Pasando, claro está, por el Edinburgh Castle, una magnífica fortaleza situada sobre una roca volcánica. No podemos dejar de lado la universidad, así como todo el casco antiguo, que es una joya arquitectónica.

No muy lejos de la capital se encuentra Glasgow, una ciudad netamente industrial y archifamosa por sus dos equipos de fútbol principales: los Celtic, y los Rangers.

Pero no es el bullicio de la gente lo que buscamos en nuestra visita a Escocia, sino más bien los paisajes de las West Highlands, que nos brindan decenas de kilómetros cuadrados a nuestro alrededor de la más pura naturaleza indómita. Es esa vegetación que aúna colores verdosos con otros más pardos y rojizos, son esas rocas, esos escarpados acantilados, esas grietas del terreno. Cicatrices que parecen hundirse en la tierra para rememorar las que cubrieron los cuerpos de los siempre valerosos e idealistas escoceses que lucharon por su independencia de la Inglaterra de Eduardo I, liderados por William Wallace allá por el siglo XIII.

Una buena forma de conocer estas salvajes tierras, es siguiendo el West Highland Way, un sendero de unos ciento cincuenta kilómetros que conecta el norte de Glasgow con las mayores elevaciones de Escocia, incluido el pico más alto, el Ben Nevis.

Algo más al norte del Ben Nevis se encuentra la que de seguro es una de las masas de agua con más leyendas en su haber. El Loch Ness. Y no sólo vive de las rentas de su famosa bestia, Nessie, cuya repercusión en la cultura popular ha sido innegable y ha generado cientos de teorías y especulaciones, así como bastante merchandising. Las orillas del lago tuvieron un habitante muy peculiar a principios del siglo XX. En la mansión de Boleskine House, entre los años 1899 y 1913 habitó el ocultista Aleister Crowley.

Crowley se inició en la Orden Hermética del Alba Dorada, una hermandad  de magia y esoterismo que bebe de las fuentes de la alquimia y el rosacrucismo, donde pronto escaló posiciones. Más tarde fue expulsado y fue co-fundador de la Astrum Argentum, para finalmente liderar la Ordo Templi Orientis.

En 1904, durante su estancia en El Cairo junto a su mujer, dijo haber contactado con un espíritu mientras invocaba al dios egipcio Horus. Dicha entidad le transmitió durante tres días ciertos conocimientos, que Aleister plasmó en El Libro de la Ley, el libro sagrado de su posterior filosofía espiritual Thelema. Habla del advenimiento de una nueva era, el Eón de Horus, en el que la humanidad trascenderá a unos designios superiores, a la ‘True Will’. La existencia de las personas tendrá una finalidad colectiva superior, más allá de los deseos individuales.

El ocultista habitó la Boleskine House por ser ideal, según él, para obtener el aislamiento necesario para sus invocaciones -lograr los conocimientos de otra deidad-, y por tener una orientación perfecta hacia el punto de mayor energía mágica del Eón de Horus, algo así como la analogía a rezar un musulmán mirando hacia La Meca. Se habla entonces de la ‘Kiblah de Thelema’.

El guitarrista de Led Zeppelin, Jimmy Page, es un gran admirador de Aleister Crowley, y compró la mansión en los años 70, grabando allí música para uno de los discos del grupo. Hoy día, Boleskine House es considerada una ‘casa encantada’ por muchos, y no es para menos dado su historial.

Somos testigos de cómo Escocia puede aunar lo agreste del paisaje y la aspereza de su clima, con algunos de los aspectos más espirituales e indirectos de la existencia. De la espada y fuerza del libertador William Wallace, a los rituales espiritistas de Aleister Crowley.

Anuncios

Remanente radiactivo

8 de mayo de 2012 2 comentarios



Al norte de Ucrania, no muy lejos de su capital, Kiev, se emplaza una ciudad fantasma. Está rodeada por una burbuja temporal, impregnada del comunismo soviético aún a día de hoy. Y es que esta ciudad ha quedado aislada. Hablamos de Pripyat, una localidad que resultó devastada tras la explosión del reactor número 4 de Chernóbil. Sobre ella aún se cierne el plutonio radiactivo, que tardará veinticuatro milenios en desaparecer por completo de la atmósfera.

A principios de los 80 era un lugar rebosante de actividad, habitado por los trabajadores de la planta nuclear. No obstante, en abril de 1986, aquel dinamismo se vio truncado para siempre. Sólo gente anciana, que no entiende su vida lejos de las tierras en que se criaron, pueblan las inmediaciones e incluso cultivan los campos, sin aparentes efectos adversos en la salud. Aún así, continúan naciendo niños con malformaciones que de uno u otro modo se relacionan con el incidente.

La ciudad fantasma puede visitarse, pero no se recomienda permanercer en ella por las noches, puesto que incrementa la polución, y se debe llevar un contador Geiger para monitorear el nivel de radiactividad en todo momento.

Con todo, es un espectáculo visual, tal vez para ojos morbosos, aunque no se puede negar la singularidad de su aspecto. En todas direcciones se yerguen edificios típicos de la etapa de dominio soviético, tan característicos por sus formas rectas y su falta de calidez. La visión de la noria produce un mayor impacto si cabe, acentúa esa sensación de impotencia. Esos sentimientos encontrados en los que el tiempo y los nocivos isótopos tratan de desgarrar el lugar que una vez se creó para uso y disfrute de los trabajadores de la central y de sus familias.

Pasarán los años, los siglos, y Pripyat seguirá ahí, con los cimientos de sus edificios tambaleándose, hasta ser incapaces de resistir el embite de los agentes atmosféricos. Una cápsula del tiempo que nos enseña hasta dónde puede llegar el hombre en el ámbito de los descubrimientos y la explotación de recursos, así como es un claro ejemplo de la dificultad para controlar los elementos que trata de someter.
____________________________________________________________

Información adicional:

Documental de Cuarto Milenio sobre el incidente de Chernóbil en Youtube (12 partes):

Información sobre el sarcófago que sustituirá al actual, muy deteriorado, para contener los residuos radiactivos.
http://jumanjisolar.com/2011/04/25-anos-despues-chernobil-sigue-sin-nuevo-sarcofago.html

Categorías:Europa

Guardián de la taiga

22 de enero de 2012 1 comentario

El lago Baikal permanece congelado, al menos, la mitad del año.

En la mitad oriental de Rusia, se ubica el lago más profundo de la Tierra. Se trata del lago Baikal, de origen tectónico. Está enclavado en la región que sufre las temperaturas más extremas del hemisferio Norte, siendo habituales los cincuenta grados bajo cero en pleno invierno. Ni siquiera en el Ártico hace tanto frío y, por supuesto, no hay tanta amplitud térmica, puesto que aquí el clima continental provoca un calor notable durante el verano.

El Baikal tiene unos escalofriantes 1.642 metros de profundidad máxima y, dado que su forma alargada no nos permite alejarnos de cualquier orilla más de ochenta kilómetros, se trata de un verdadero pozo. Para mayor asombro, la cantidad de sedimentos que se acumulan en esta particular cubeta es de tal magnitud, que si se retirasen, la profundidad del Baikal superaría los diez kilómetros. Goza además de una de las aguas menos contaminadas del planeta.

Un ejemplo de la arquitectura de la zona.

Se formó hace entre veinticinco y treinta millones de años, por lo que es uno de los lagos más antiguos que perduran sobre la faz de la Tierra, mediante procesos tectónicos que favorecieron la formación de una falla entre dos zonas elevadas de la corteza terrestre. Ahí se empezó a acumular el agua. Otros ejemplos de lagos tectónicos son el Tanganika en África, que apareció gracias a la separación progresiva del Rift Valley, o el lago Biwa en Japón.

Posee una rica biodiversidad, y algunas especies endémicas como la nerpa, o foca de Baikal. Se trata de la única especie de foca que pasa toda su vida en agua dulce, así como es una de las especies más longevas.

Arriba del todo, la nerpa o foca del Baikal. Abajo, chica buriat con la vestimenta y los abalorios típicos, y a la derecha, la iglesia ortodoxa de Kazan.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La ciudad de Irkutsk es capital del óblast homónimo. Los óblast son las provincias que constituyen Rusia. Se encuentra en el suroeste del lago, a setenta kilómetros, y ve sus temperaturas suavizadas por la regulación que provoca la enorme masa de agua, paliando el gélido invierno siberiano. Posee buenos ejemplos de iglesias ortodoxas, algunas de ellas con una magnífica arquitectura, así como una renombrada universidad. Fue fundada por los cosacos en 1686, quienes la hicieron florecer a base del comercio de oro y pieles, antes de que se beneficiase de formar parte de la ruta del ferrocarril transiberiano.

Una característica del lago Baikal, que su superficie se encuentra congelada la mayor parte del año en algunos puntos, le ha valido para ser el lugar idóneo en el que emplazar un telescopio de neutrinos. Así, la plataforma de hielo sustenta todo el equipo de tierra, que en otro caso tendría que estar a flote mediante batiscafos y demás material muy costoso.

El telescopio está formado por una base que recibe toda la información de células fotosensibles, captadoras de la radiación de neutrinos, encerradas en esferas transparentes sumergidas en el lago. De las esferas salen cables de fibra óptica que transmiten la información a la superficie.

Con el estudio de los neutrinos, provenientes del agujero negro situado en el centro de nuestra galaxia, podremos saber más sobre la naturaleza del universo, qué porcentaje de cada tipo de materia lo forma, y a partir de ahí determinar su posible evolución o la manera en que se formaron los astros que lo constituyen. Es posible que el lago Baikal guarde más sorpresas que las que encierran sus profundidades; tal vez nos de respuestas sobre el origen, destino, estructura y composición del universo.

La plataforma de hielo representa una ventaja a la hora de emplazar los componentes. A la derecha, detalle de uno de los módulos opticos que encierran las células solares.

___________________________________________________________________________
Información adicional:

Página web del Great Baikal Trail, una serie de senderos de más de 1.800 kilómetros que recorren los alrededores del lago y aún están en desarrollo.
http://www.greatbaikaltrail.org/

Vídeo en el que se muestra la instalación del telescopio, y en el que observar en detalle todos sus componentes para entender bien el funcionamiento.

Eficiencia escandinava

10 de noviembre de 2011 2 comentarios

Veinte kilómetros separan la capital danesa de la principal ciudad del sur de Suecia, Malmö.Un inmenso puente, el de Oresund, salva la distancia interponiéndose de manera transversal a las aguas del Báltico.

Es la entrada a una tierra de ensueño, de espíritu norteño. Es la entrada a la península escandinava. Allí donde Montesquieu diría, con total acierto, que el severo invierno y el templado verano ha gestado una sociedad que se preocupa en todo momento por ser eficiente. Y es que el frío despierta las mentes. Si a eso le unimos baja densidad de población, una práctica totalidad de clase acomodada y la tradicional escasez de inmigración, damos con unos países nórdicos que las tienen todas consigo para brillar con luz propia. Esa luz que tanto les niega el sol.

Un ejemplo de su desarrollo racional y sostenible, fruto de la preocupación por el impacto de sus decisiones, es el propio puente de Oresund. Para cubrir la distancia total de unos veinte kilómetros que separan Copenhague de Malmö, se necesitaba un punto de apoyo en el camino, que bien pudo ser la isla de Saltholm “islote de la sal”. La inmensa mayoría de naciones habría procedido a actuar sin mayor dilación, pero todos sabemos la pasta de la que están hechos los suecos.


El uso de las energías renovables queda patente en esta foto. Aerogeneradores en mitad del mar Báltico.

Si el puente pasaba por el islote, afectaría de manera irreversible a las comunidades de aves, a la flora y, en definitiva, al conjunto de organismos. De modo que crearon la isla artificial de Peberholm “islote de la pimienta”, para expandir el puente y cubrir la distancia más allá del mismo, a partir de los ocho kilómetros. Dejaron intacto el ecosistema de Saltholm y además, lograron que surgiese vida adaptada en el de Peberholm. La tierra utilizada para su creación, poseía semillas, y algunas aves también habitan en el nuevo fragmento de tierra. No es lo mismo que acuda vida adaptada, a que se cercene la ya establecida en otro hábitat.

Son los suecos un pueblo experto en el menaje del hogar, al igual que los daneses, y ésto en cierto modo tiene que ver con la climatología y las horas de irradiancia lumínica. Desde tiempos atávicos, los pobladores de esta península han pasado sus vidas en el interior de cálidos y confortables hogares. De ahí que su arquitectura y diseño sean referente a nivel mundial.


Tres perspectivas del fantástico Turning Torso.

Malmö destaca en ese campo a golpe de vista. La silueta helicoidal del Turning Torso se eleva ciento noventa metros sobre el cielo de la ciudad, abrazándose a sí misma. Una estructura lateral saliente, parece formar las vértebras del particular “torso retorcido”.
No obstante, cabe destacar que el arquitecto que diseñó el rascacielos residencial, fue el español Santiago Calatrava. Si bien es cierto que el lugar indicado para llevar a cabo tan elegante concepto, sería uno de los países escandinavos. En armonía con su entorno, se erige simbólico, guardián de la ciudad.

Pero el encanto de Malmö no acaba aquí. La ciudad da cobijo a la mayor biblioteca de toda Suecia, una fenomenal obra del arquitecto danés Henning Larsen.


Y siguiendo nuestro periplo de halagos a la urbe, cabe destacar que ostenta el título de “ciudad sueca del arte”, albergando más de treinta museos y galerías. De entre ellos, destacan el Konsthall, museo de arte contemporáneo abierto en 1975, de diseño minimalista y fascinante, tanto como las obras que alberga en su interior, y el Malmö Museer.


Exposiciones en el Konsthall.

De éste último, decir que su finalidad es la de preservar la cultura de la región, por lo que el contenido de sus exposiciones es variado en grado sumo. Desde restos arqueológicos, a museo de historia natural, historia y tecnología, pasando por textiles, exposiciones de la industria local y un largo etcétera. Un hecho curioso, es que el castillo renacentista de Malmöhus, el más antiguo de este estilo en toda Escandinavia, forma ahora parte del museo.
Fue mandado construir por Eric de Pomerania, en 1434, cuando gobernaba sobre las actuales Noruega, Suecia y Dinamarca. Si bien el aspecto actual del mismo no se corresponde con el inicial, sino que se produjo tras una reforma hecha por el rey Christian III a mediados del s. XVI.

Debemos citar también el fenomenal castillo de Marsvinsholm, situado a pocos kilómetros, cerca de la localidad de Ystad.


Para finalizar nuestro recorrido por la ciudad más sureña del norte de Europa, conviene obtener una visión holistica, esto es, en conjunto, de la atmósfera que emana. Una ciudad verde, preocupada por el medio ambiente, con barrios enteros que se sustentan de energías renovables y con un dinamismo que le permite reinventarse y reutilizar espacios, o bien saber integrarlos con el entorno sin agredir al mismo. Os dejamos con un ejemplo de la excelente arquitectura residencial, sello tanto de la ciudad como del país, no sin antes recordar que uno de los objetivos iniciales del blog, es tomar los aspectos positivos de cada cultura.


Arriba a la izquierda, el hospital de Malmö. Las otras fotos muestran el diseño minimalista en el que se ha enfocado el urbanismo de la ciudad.

De Suecia debemos tomar esa madurez en la que concilian en armonía la evolución del bienestar humano con la del entorno, y de la que tanto le queda a buena parte del mundo por aprender. Nos despedimos de este enclave de madurez, sobriedad y elegancia bañado por el Báltico. Hasta la próxima.
_____________________________________________________________

Información adicional:

Web de turismo de la ciudad.

Web oficial del Malmö Museer.

Categorías:Europa

Hermanos

6 de octubre de 2011 5 comentarios

La mirada de este gorila se nos clava. De pronto, notamos una especie de calidez en el esófago. Nos relaja saber que hay más como nosotros, perdidos en la inmensidad del espacio, en un planeta algo singular.

El simio nos mira, le devolvemos la mirada, y nos damos cuenta de que no somos tan diferentes. En algún lugar de esos brillantes ojos, se refleja el alto porcentaje de ADN que compartimos ambas especies. Nuestros hermanos poseen una relación más intensa, directa e inteligente con la naturaleza que les rodea, sin apenas causarle impacto. Somos nosotros quienes les hemos puesto en jaque, con la caza furtiva descontrolada, y ahora se encuentran al borde de la extinción.

Los gorilas son una de las especies de grandes mamíferos más escasas del planeta. Esta subespecie, el gorila de montaña, habita en los montes Virunga, en el corazón de Ruanda, y en la selva de Bwindi, en Uganda. Es la más amenazada de todas, quedando apenas setecientos ejemplares, que se recluyen en las laderas y entre los montes de naturaleza volcánica, donde la vegetación es muy espesa y las brumas hacen acto de presencia durante toda la jornada. Este lapso de tiempo, lo suelen pasar buscando comida, puesto que sustentar cuerpos de más de doscientos kilos con vegetación requiere mucha cantidad de la misma.

La estructura social de los grupos está bien definida; hembras con sus crías y un macho dominante, “espalda plateada”, que puede ser acompañado por un reducido número de machos, o ser el único. Los gorilas son muy sociables y se protegen entre sí, no obstante, si un espalda plateada llega a un nuevo grupo, suele matar a las crías para asegurarse de que son sus descendientes los que persistan en la próxima generación. Esta estrategia puede parecernos cruel, pero es sorprendentemente común en el reino animal.


Los montes Virunga, como todos los terrenos volcánicos, son muy fértiles. Esto crea un conflicto, puesto que los agricultores de la zona ganan terreno a los territorios vírgenes.

La población de esta especie se ha visto mermada por numerosos factores; la caza furtiva, puesto que son muy apreciados como trofeos y sus miembros son requeridos en colecciones; las trampas para otros animales, que aún así muchos gorilas tienen la pericia de desmontar; la pérdida de hábitat debido a la intrusión de los lugareños para ganar terrenos de cultivo, y las enfermedades que les transmitimos los humanos al ser tan parecidos genéticamente.

Es digno de señalar que Ruanda es un país, como muchos otros del corazón de África, que se ha visto inmerso en guerras continuamente, y en el que se produjo un brutal genocidio en el año 1994. 

Los tutsis son una minoría étnica que en el pasado destronó a los dirigentes de la etnia hutu, y tras la colonización belga en el siglo XIX, gozaron de numerosos privilegios que hicieron distanciarse a los dos grupos. Esos antecedentes tuvieron como colofón una matanza que acabó con la vida de entre quinientas mil y un millón de personas de etnia tutsi, quedando estos al borde de la desaparición al rebelarse los hutu.

Fue un genocidio pensado minuciosamente, que tan solo necesitaba una excusa para perpetrarse. Ésta llegó cuando el avión en el que viajaba el presidente Juvenal Habyarimana, de etnia hutu, el 6 de abril de 1994, fue derribado. A partir de entonces se sucedieron más de tres meses de matanzas continuadas sobre los tutsis, que en ningún momento recibieron una condena internacional justa y uniforme.


Este caso es solo un ejemplo de la inestabilidad política que asola la región, y si a eso le unimos la falta de preocupación medioambiental del continente negro, puesto que desean desarrollarse a toda costa antes como ya lo ha hecho Occidente, nos encontramos ante un ambiente hostil para la biodiversidad de los montes Virunga.

No obstante, debemos hacer lo posible por preservar este lugar, este resquicio selvático de incalculable valor. Las visitas a las poblaciones de gorilas de montaña, bien llevadas, cuidando de que ningún turista porte enfermedad alguna y con un impacto directo mínimo, sirven para que comprendamos la importancia de esta región.

Nos despedimos de los montes Virunga, alejándonos de la mirada de los gorilas, de esos ojos brillantes cargados de esperanza que confían en que aprendamos algo de quienes los poseen. De que aprendamos a desarrollarnos de manera sostenible, y dejemos a un lado esos conflictos raciales que tanto daño hacen. ¿Por qué establecer diferencias, si todos estamos perdidos en un planeta especial, en la inmensidad del espacio?

…Hutus, tutsis, caucásicos y gorilas.



______________________________________________________

Información adicional

Hotel Rwanda, 2004. Dirigida por Terry George.
Película que trata sobre el genocidio acontecido en el país.

Página oficial del Parque Nacional Virunga

Categorías:África

Último estertor

3 de octubre de 2011 Deja un comentario

Muchos desean ser recordados tras la muerte, permanecer vivos en la memoria de los demás. No obstante, hay lugares que trascienden este deseo, y no solo están presentes en la mente, sino que también ocupan un sitio físico en el mundo, mucho después de que quienes los levantasen ya no estén.

Es el caso de un complejo de templos emplazado en el noroeste de Camboya, antigua Kampuchea. Su grandiosidad sigue pudiendo ser percibida por los sentidos. Tal es, aún hoy día, el esplendor y la grandeza de Angkor Wat, que cuesta imaginar su magnificencia en tiempos pretéritos, en que era capital del Imperio Khmer.

Reflejada por las aguas del lago que yace a sus pies, única vía de acceso desde la ciudad de Siem Riep, su fachada principal cobra un doble protagonismo. Gobierna la tierra y el agua.


Los primeros trazos del Imperio Khmer surgieron en estas tierras con manifestaciones artísticas y arquitectónicas que se remontan al siglo I. No fue hasta el VIII que logró su apogeo, liderado por Javayarman II, quien comenzó a levantar los primeros templos. Suryavarman II, en el siglo XII, ordenó la construcción del templo principal. Poco a poco se fue gestando el complejo, que hoy día es el mayor del mundo en el ámbito de la religión hinduista. Más tarde, los jemeres pasarían al budismo, y por último, volverían a sus comienzos en términos de creencia. La decadencia de la zona de Angkor, que sobrevino tras repetidos ataques por parte del Imperio de Siam, tuvo como resultado el abandono del complejo de templos y la ciudad en el siglo XV.


Angkor fue un hito para su época. En el cénit del Imperio, fue la mayor ciudad del mundo. Suryavarman II creó Angkor Thom; “Angkor” ciudad, “Thom” pagoda, que es el templo de dimensiones más colosales. En su zona abierta a modo de patio interior se encuentra el Bayon, custodiado por doscientos dieciséis rostros de Buda esculpidos en la roca.

La escultura fue mejorándose y llegó a un nivel sobrecogedor en Banteay Srei, templo con una exquisita decoración que está siendo engullido por la jungla lentamente, y en algunos dinteles de pórticos del anteriormente citado Angkor Tom.


Las cifras y dimensiones del complejo son abrumadoras, cubriendo una extensión de más de doscientos kilómetros cuadrados, pero hay estudios que revelan la presencia o el vestigio de construcciones angkorianas en una superficie de tres mil kilómetros cuadrados. (Ver información adicional). Solo el templo principal posee doscientas hectáreas de superficie.


El prodigio arquitectónico de la civilización Khmer queda patente en Angkor. El hombre, en gesto humilde, levantó un área de culto tan inmensa que le hizo sentir ridículo, insignificante ante la magnitud de la obra. Por todas partes se suceden templos, murallas y pagodas que harán las delicias del visitante, quien quedará fascinado por la grandiosidad.

Arriba a la izquierda: templo principal de Angkor Wat. Abajo a la izquierda:  un monje se asoma por uno de los pórticos de Bayon. Derecha: exquisito relieve en Banteay Srei

No obstante, el abandono del lugar desde el siglo XV le acarreó un notable deterioro, que desde hace unos años se ha tratado de solventar, impidiendo que la naturaleza acabase por establecer una simbiosis total que censurase la creación a los ojos del hombre.

La visita al complejo puede realizarse en un día, en tres, o en siete, lo que da idea nuevamente de hasta qué punto podemos perdernos en sus recintos. Mientras que un día es un periodo de tiempo muy insuficiente, siete pueden acabar por saturar de belleza al arqueólogo más consagrado.

Lo mejor es dejarse llevar por la manera en que impacta este microcosmos en las retinas, con esa luz tan singular que lo permea, y recordar los gloriosos tiempos en que los jemeres gobernaban Angkor Wat, un conjunto de joyas arquitectónicas y escultóricas escondido en una recóndita jungla, que sigue asombrándo a la humanidad como el primer día, pese a conservarse, tan solo, unas pinceladas de lo que llegó a ser.


__________________________________________________________

Información adicional

Estudio sobre la expansión de la ciudad de Angkor.

El estegosaurio de Angkor, un OOPART (Out of place artifact) o “artefacto fuera de lugar”. ¿Cómo es posible que se tallase en Angkor Wat un animal tan semejante a ese dinosaurio del período Jurásico, en un relieve en el que ilustraban animales típicos de la zona?
http://cellar.org/2006/angkorwatstegosaurus2.jpg

Categorías:Asia

Verdor ubicuo

29 de septiembre de 2011 Deja un comentario

Viajemos un poco al sureste de Seattle. Alejándonos del bullicio de la capital del grunge, donde surgieron Boeing y Starbucks, y de su archifamosa Space Needle, la torre con restaurante giratorio tantas veces filmada, aparece un paraíso natural.

Hay una atracción en el estado de Washington que ensombrece a la anteriormente citada torre. Y es el imponente monte Rainier, que junto con sus alrededores, conforma el Parque Nacional Monte Rainier. El majestuoso cono volcánico, se eleva 4.392 metros en una zona que posee el récord mundial de innivación, esto es, depósito de nieve. Hubo un año en el que se registraron casi treinta metros de espesor en ciertas áreas. Es, además, la zona con más glaciares de los Estados Unidos, manteniendo ciertas regiones de Alaska al margen, contando más de veintiséis.

La vegetación capta la atención de quien visite el estado de Washington. Gracias a su clima con influencia oceánica, a las corrientes del Pacífico que suavizan las temperaturas, y a los frentes borrascosos que condensan y precipitan en las montañas, surgen bosques espectaculares. Las coníferas y los helechos predominan. Las primeras, son gigantes que custodian al resto de plantas; los segundos, frondosos, tanto que nos recuerdan al periodo Jurásico. Así como la flora puede alcanzar tamaños inmensos, la fauna no se queda atrás. Bisontes y alces son dos de los grandes ejemplares que podemos encontrar.

Cerca del Parque Nacional Monte Rainier, 45 km al sureste, podemos encontrar la cascada Snoqualmie.


Este paisaje se mantiene a lo largo de la costa en la zona fronteriza con Canadá. Es en la esquina noreste de los EE.UU., donde nos encontramos con Cape Dissapointment, “cabo decepción”. Ver como las olas se estrellan contra las rocas bajo su faro es todo un espectáculo, a medio camino entre bucólico y romántico en su vertiente salvaje.


Y siguiendo hacia el norte, una vez traspasada la barrera entre los dos gigantes americanos, llegamos a Vancouver. La preciosa ciudad, cuya calidad de vida figura como la mayor de entre todas las urbes del mundo, se ve salpicada y rodeada de naturaleza virgen. 

Es el caso de Capilano, en el extremo norte, donde las coníferas
le ganan terreno a los edificios.La belleza paisajística de este lugar es difícil de asimilar. Mientras recorremos el denso bosque, respirando una perfumada mezcla de aire puro y olor a tierra mojada, de pronto advertimos un abismo bajo nuestros pies. Estamos en el puente suspendido de Capilano, que nos permite viajar a la altura de las copas de los árboles .

Quienes pasean por los corredores en altura del bosque, poseen magníficas vistas del mismo al pasar por el puente de Capilano, sobre el río homónimo.

Espero que el recorrido, dividido por varias regiones de la costa del Pacífico de Norteamérica, haya sido de vuestro agrado. Huelga decir que el valor natural de la región es incalculable, suponiendo todo un pulmón a las ciudades de Seattle y Vancouver. La población autóctona lo sabe, y por ello han logrado sacarle provecho de la manera más sostenible, utilizando criterios turísticos poco agresivos, interactivos, y que quienes los disfruten guardarán a buen recaudo en sus retinas.
_______________________________________________________
Información adicional:

Vídeo en el que se recorre el puente. El sonido del rumor del agua y las vistas no tienen precio.

Galería de fotos del Parque Nacional Mount Rainier.
http://www.nps.gov/mora/photosmultimedia/Around-the-Park.htm
_______________________________________________________


PARTICIPA
¿Qué opinas de los bosques de la costa del Pacífico? ¿Te gustan las fotos? ¿Crees que se hace un buen turismo en la región? No dudes en comentar tus opiniones, sugerencias, y/o peticiones.

Categorías:América
Ciudadano Saborido

Pienso, luego escribo.

#VidaDesatenta

Cultura, Turismo y Patrimonio

La túnica de Neso

Departamento de Latín IES La Senda Quart de Poblet

Beovulfo

Blog personal dedicado a la escritura creativa

el pocito

where everything we do each and every day is all about being as sustainable as it is possible to be

Con novedades en el frente

Un blog para recordar los conflictos que no se olvidan

Galileo's Pendulum

The Pendulum is Mightier Than the Sword

La Mirada Extraviada

La cultura de la imagen, y la imagen cultural. Blog de Blanca Martín (BlamaraPhoto) sobre fotografía, arte y comunicación cultural.

Lenguaje silencioso

Arte no sólo para contemplar

M&M MakeUp

El arte del maquillaje

El tarro de ideas

donde el tarro se destapa

Alemán con Marga

temas de interés para estudiantes de alemán

planetamokel

Just another WordPress.com site

NO SIN MI BICI

Cicloturismo, viajes y ciclismo urbano

Un libro cada día

Los libros y los días