Inicio > África > Caldera de la diversidad

Caldera de la diversidad

28 de septiembre de 2011 Deja un comentario Go to comments

Emplazado en el norte de Tanzania, Ngorongoro es un cráter de colosales dimensiones que cobija una nutrida selección de la fauna de grandes mamíferos. No lejos de él, se yergue la imponente mole del Kilimanjaro.


La extensa planicie de sabana que tapiza esta región, se eleva seiscientos metros. Su interior se hunde, dando lugar a una depresión de unos veinte kilómetros de diámetro.


La naturaleza de la formación es volcánica, siendo una enorme caldera extinta que se formó debido a los movimientos tectónicos del Rift Valley. No olvidemos que el cuerno de África se está separando del resto del continente, y la fractura pasa por esta zona.

En su interior habitan unos veinticinco mil animales, entre los que se encuentran rinocerontes negros, gacelas, cebras, elefantes, hipopótamos y búfalos. En cuanto a grandes carnívoros, posee la densidad más alta conocida para leones, unos sesenta, que ya son muchos dado el inmenso territorio que requiere cada grupo para cazar.

La única manera de acceder al cráter es desde la ciudad de Arusha, en la que se planifican los famosos safaris fotográficos al área de conservación de Ngorongoro. La oferta es suculenta, puesto que también es posible contactar con tribus de masáis pastores en la región.


Maneras en que se ha aprovechado el valor paisajístico del cráter de Ngorongoro. A la izquierda, una comida en el Lodge de lujo, con unas vistas sobrecogedoras. A la derecha, uno de los paradores “Ngorongoro Serena Safari Lodge”, en simbiosis con el entorno.

Si bien puede parecer un enclave más de la típica sabana, tan manida en documentales, es precisamente su condición de accidente geográfico lo que hace a Ngorongoro espectacular. Un mundo perdido, aislado de su entorno por las altas paredes que circundan al cráter.

Y si todo ésto os parece poco, debéis saber que en las inmediaciones se encuentra la garganta de Olduvai, la famosa “cuna de la humanidad”. Es aquí donde se encuentran los restos más antiguos de homínidos, que hace varios millones de años lograron expandirse hacia el resto de África y a los demás continentes.

Los mismos homínidos que una vez vivieron en armonía con la naturaleza, ahora se afanan en un progreso desmedido y sin miramientos. Es aquí mismo, en la reserva del Serengeti, donde el gobierno tanzano ha proyectado la construcción de una carretera que siega el parque prácticamente por la mitad. Las consecuencias de semejante atrocidad no pueden ser calculadas en su totalidad, dado el delicado equilibrio del ecosistema así como las incontables variantes que lo modelan.


Por ejemplo, si la carretera supone un bloqueo de la migración de ñús y cebras, éstos no pastarán en las tierras que hay al otro lado, la vegetación crecerá en exceso y será más vulnerable a los incendios naturales, que pueden dejar el terreno baldío durante mucho tiempo.

No obstante, Ngorongoro, con su particular enclaustramiento, parece inalcanzable a la mano transformadora del hombre. Los edificios turísticos respetan su esencia, saben que es magnética. Aquí abajo la naturaleza aún encuentra su delicado equilibrio y posee la capacidad de fascinar al ojo del hombre, aquél que un día partió de su hogar en pos de una expansión casi vírica.


_____________________________________________

Información adicional:

Web del Ngorongoro Serena Safari Lodge, con galería de fotos, entre otras cosas:

http://www.serenahotels.com/serenangorongoro/default-en.html

Documental sobre la caldera de Ngorongoro, National Geographic:

http://www.megavideo.com/?v=H18C3HUO

Anuncios
Categorías:África
  1. 29 de septiembre de 2011 en 0:48

    Tio, es increible como te lo curras, me alegro de que lo hallas retomado. Sigue adelante y no lo dejes, pues lo haces genial, espero que poco a poco llegue a ser una comunidad de amantes del planeta y la geografía.Un abrazo mu fuerte ^^

  2. 30 de septiembre de 2011 en 13:38

    ¡Precioso! Tengo que confesar que los safaris me dan un poco de respeto por aquello de ver en vivo y en directo animales que no siempre son muy amigables… Pero tengo que admitir que este lugar se merece que le echen un ojo.Ups. Estaba hablando de tu blog jajajajajajajajajjajajajajaa :PMe gusta mucho el sitio 🙂 Estaría muy bien echar el día en el parador que has puesto, el paisaje seguro que no defrauda. Lo que me parece increíble – casi diría, que me aterroriza- es que pretendan hacer una carretera que cruce la reserva natural… ¿Es que nadie se ha opuesto? Qué mundo este.Me ha gustado mucho 🙂 pero me vas a perdonar que me quede en el parador, y ya tú si eso bajas a ver si encuentras a algún león jajajajajajajajajajajajajaUn beso

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ciudadano Saborido

Pienso, luego escribo.

#VidaDesatenta

Cultura, Turismo y Patrimonio

La túnica de Neso

Departamento de Latín IES La Senda Quart de Poblet

Beovulfo

Blog personal dedicado a la escritura creativa

el pocito

where everything we do each and every day is all about being as sustainable as it is possible to be

Con novedades en el frente

Un blog para recordar los conflictos que no se olvidan

Galileo's Pendulum

The Pendulum is Mightier Than the Sword

La Mirada Extraviada

La cultura de la imagen, y la imagen cultural. Blog de Blanca Martín (BlamaraPhoto) sobre fotografía, arte y comunicación cultural.

Lenguaje silencioso

Arte no sólo para contemplar

M&M MakeUp

El arte del maquillaje

El tarro de ideas

donde el tarro se destapa

Alemán con Marga

temas de interés para estudiantes de alemán

planetamokel

Just another WordPress.com site

NO SIN MI BICI

Cicloturismo, viajes y ciclismo urbano

Un libro cada día

Los libros y los días

A %d blogueros les gusta esto: